Análisis

Venezuela
Cuba:
¿Paralelismos
posibles?


 Elizabeth Burgos
 
   

 

 referencement

Mamarracho
 Alexis Márquez Rodríguez
 miércoles, 26  diciembre 2004

 

La palabra mamarracho siempre ha estado muy ligada al Carnaval. El DRAE la define como, en lenguaje coloquial, ³Persona o cosa defectuosa, ridícula o extravagante. || 2. Coloq. Cosa imperfecta, || 3. Coloq. Hombre informal, no merecedor de respeto². Como se ve, no se menciona la acepción relacionada con el Carnaval, aunque la primera podría verse como tal; pero la mayoría de las personas, sobre todo las de cierta edad, la vinculan con esas fiestas, pues siempre fue muy popular en Venezuela, lo mismo en la capital que en los pueblos del interior, el disfraz de mamarracho que predominaba en las fiestas carnavalescas y hacía las delicias de los disfrazados y de los espectadores, tanto las que se celebraban  puertas adentro, en casas particulares, clubes y salas de fiesta, como las que tenían lugar en las plazas y otros lugares públicos.

El Diccionario de uso del español de América y España VOX tampoco registra expresamente esa acepción, pero la primera que da se acerca bastante a la idea: ³coloquial. Persona que viste o se comporta de forma ridícula, generalmente para hacer reír a otrosŠ².

Esta imagen del disfrazado de mamarracho se ha ido perdiendo, con la decadencia del Carnaval en nuestro país, y los  esfuerzos que en algunos pueblos del interior se hace por revivirlo, además de que en gran parte han resultado fallidos, no han reivindicado el popular disfraz de mamarracho, privilegiando en cambio otros más formales y los que imitan personajes de la Iglesia, las Fuerzas Armadas, la política, el deporte, el cine, la farándula, etc.

Por otra parte, la palabra mamarracho suele usarse también  en sentido peyorativo, incluso como insulto o para descalificar algo o  a alguien. Decir de un sujeto que es un mamarracho puede que no se refiera a su modo de vestirse, sino mas bien de comportarse, demostrando una gran incapacidad y ausencia de seriedad en su trabajo. Es como atribuirle a alguien la más baja escala en la estimación de los demás. Igualmente decir que una obra  ­escultura, pintura, arquitectura, literatura, teatro o simple artesanía­ es un  mamarracho, equivale a colocarla en el lugar despreciable de lo que no sirve para nada.    

La palabra mamarracho en nuestro idioma es más vieja de lo que pudiera creerse. Corominas la documenta ya en 1580, en su forma actual, pero antes, desde 1456 se conocía también en su forma original, momarracho, que a su vez es alteración de moharrache, tomada del árabe vulgar, con el significado de bromeador, bufón, chusco.

En América se usó siempre mamarracho relacionado con el Carnaval. El lingüista cubano, nacido en República Dominicana,  Esteban Pichardo, en su Diccionario provincial casi razonado de voces y frases cubanas, publicado en 1836, define mamarracho como ³La persona que se disfraza o representa alguna figura ridícula en el Carnaval o en las fiestas de San Juan, Santiago, Santa  Ana, etc.³. (Esteban Pichardo: Diccionario provincial casi  razonado de voces y frases cubanas. Edit. de Ciencias Sociales. La Habana; 1976. p. 401).
           

                                                                                                         Imprima el artículo Subir Página

 

¡Combate la Pedofilia!

UNICEF en Iraq

Organización no partidista sin fines de lucro, dedicada a promover la prensa libre en Cuba, ayudar a su sector independiente a desarrollar una sociedad civil e informar al mundo de su realidad.

Nueva Prensa Cubana