Inicio | Editor | Contáctenos 
 

Gobierno colombiano y ELN, reunidos en Caracas
por Edgar C. Otálvora
domingo, 18 febrero 2007


Casi desapercibido pasó el hecho de que Caracas fue convertida en sede de contactos de alto nivel entre el gobierno colombiano y los negociadores de la organización guerrillera ELN. El domingo pasado el Alto Comisionado de Paz de ese país, Luis Carlos Restrepo, llegó a Caracas como parte de la delegación encabezada por la canciller María Consuelo Araújo. El lunes, mientras los periodistas esperaban en la Casa Amarilla las conclusiones del encuentro entre Araújo y su contraparte venezolana, Nicolás Maduro sobre temas comerciales, el comisionado Restrepo se trasladaba por la ciudad para un encuentro con Antonio García, vocero del ELN.

En un ejercicio de sutilísima diplomacia entre Alvaro Uribe y el ELN, la reunión de Caracas tuvo como propósito definir la agenda para “la quinta ronda” de la "fase exploratoria" que deberá cumplirse en La Habana a partir del próximo miércoles 22 de febrero.

El gobierno venezolano mantuvo absoluto silencio sobre estos hechos, hasta el miércoles 14, cuando el ministro de Interior y justicia, Pedro Carreño informó a la agencia oficial ABN que Caracas “sólo colabora con el espacio físico para las reuniones”. La Habana y Caracas se convierten así en los escenarios para la operación que Uribe lleva adelante para lograr los términos de un acuerdo para la desmovilización de la segunda guerrilla colombiana
Guerra entre guerrillas

Mientras la diplomacia opera entre la cúpula del ELN y el gobierno de Uribe, en el terreno de juego la situación del conflicto armado colombiano ha tendido a ganar complejidad. La silenciosa guerra que en los últimos años han librado las FARC y el ELN finalmente se convirtió en un hecho notable y registrado por los medios de comunicación.

Las dos organizaciones guerrilleras colombianas de izquierda han entrado en una fase de guerra declarada. Ambas organizaciones han vivido a lo largo del tiempo una fuerte federalización, basada en el control territorial, la especialización de cada unidad en cuanto al tipo de operaciones que realiza, y como un elemento decisivo, sus vínculos con los narco-negocios. Los enfrentamientos entre unidades del ELN y las FARC han sido reportados en los últimos años con mayor o menor frecuencia, dependiendo del estado de las negociaciones del ELN con el gobierno, y se consideraban como fenómenos de carácter local. La situación ha cambiado ahora ya que -según los medios colombianos- la jefatura central de las FARC ha ordenado concentrar esfuerzos bélicos contra las pocas unidades del ELN aún existentes. Impedir la entrega de armamento al gobierno, ocupar los espacios controlados por el ELN en distintos departamentos, moralizar a su tropa y lograr que guerrilleros del ELN pasen a sus filas serían los objetivos de las FARC, según los análisis de los llamados “violentólogos”. Las FARC en un comunicado recientemete acusaban al ELN: “A pesar de que nunca fue tocado por el Plan Patriota, se apresta -desmotivado de su lucha armada-, a incorporarse al sistema político vigente, a la lucha institucional, electoral, y de remate, dejándose utilizar por la Inteligencia Militar del ejército, contra las FARC. En los últimos tiempos comenzaron disparando contra nuestra organización y ahora se presentan ante el mundo, olímpicamente, como las víctimas de una respuesta por ellos obligada.”

Las indefiniciones de Caracas

Por otra parte, la visita de la canciller Araújo, acompañada del ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, tenía como objetivo central allanar el camino para un acuerdo entre ambos países en materia comercial. Luego de la salida de la CAN de Venezuela, el presidente Hugo Chávez ofreció a su colega colombiano la negociación de un acuerdo bilateral que regulara el comercio. La alta burocracia en Bogotá sienten que el gobierno venezolano está dándole largas para obviar el cumplimiento de la oferta de Chávez. Según versiones recogidas desde Bogotá, tanto la Cancillería como el ministerio de comercio han intentado avanzar en las negociaciones, encontrándose con el mutismo de la ministra María Cristina Iglesias. Cuentan que el anterior ministro colombiano de comercio, Jorge Humberto Botero jamás pudo reunirse con la ministra de Industrias Ligeras de Venezuela. Si bien el periódico bogotano especializado en negocios Portafolio (forma parte del grupo editorial de El Tiempo) calificó a la señora Iglesias como una “dama de hierro”, la interpretación con más peso en el gobierno de Uribe sería que los funcionarios venezolanos se inhiben de aceptar reuniones con sus colegas colombianos, ante el temor de “meter la pata”, al no contar con lineamientos precisos y directos de parte de Chávez.

El presidente venezolano sacó a Venezuela de la CAN, y recientemente ha dicho que está evaluando la posibilidad de volver, ante los pedidos de sus socios políticos Evo Morales y Rafael Correa. Dicen fuentes cercanas a ese mundo que ni los funcionarios que deberían negociar con Colombia parecen saber muy bien a que atenerse.

En lo tocante a las relaciones bilaterales, la lista de temas conflictivos entre Caracas y Bogotá comienza nuevamente a engrosarse. Por una parte el caso del periodista colombiano del canal oficial cubano-venezolano Telesur acusado de vínculos con las FARC ha sido presentado por Caracas como un acto de contenido político. Y por otro lado, en la posición confrontacional del gobierno de Ecuador ante Colombia sobre el tema de seguridad (plan Colombia, operaciones antinarcóticos, fumigaciones, etc.) ya Venezuela tomó partido a favor del ecuatoriano.

BOCADILLOS

No sólo los disidentes de Primero Justicia se disponen a crear una nueva organización. En predios de la oposición se comenta que el próximo jueves se anunciaría la conformación de un nuevo partido político bajo el nombre de Directorio Popular Alternativo, el cual se definirá como un “partido de centro”. Sería la unión de varias organizaciones preexistentes (Movimiento Republicano, Visión Emergente, Movimiento Laborista, Fuerza Liberal y Solidaridad Independiente) y agruparía bajo las mismas siglas a políticos como Cipriano Heredia, Vicente Brito, Carlos Padilla, Haydee Deutsch y Froilan Barrios.
 

 *

  Artículo publicado originalmente en el diario El Nuevo País


© Copyright 2007 - WebArticulista.net - Todos los Derechos Reservados.